Paso 16: Tren de rodaje

Si recordamos, el tren de rodaje lo habíamos dejado con una capa no muy uniforme de XF-74. Además, habíamos aplicado barro en las zonas de mayor acumulación del casco.

Retomamos nuevamente el tren de rodaje pintando el exterior de caucho de las ruedas con un gris muy oscuro y aplicando una ligera capa de color blanco sobre ellas.


Usando nuevamente pintura de textura (Mud in a Pot en este caso, que a mi me gusta probarlo todo) aplicamos de una forma no homogenea (y lo repito, no homogenea) barro sobre las ruedas. El sentido que el cerebro da a lo real viene profundamente marcado por el concepto de aleatoriedad y caos. Lo homogeneo y ordenado la mente lo asocia siempre a artificial.

El producto Mud in a Pot es realmente bueno en su textura más fina y su color es perfecto. Sus únicos defectos son la relación precio / cantidad y la facilidad con la que se seca en el bote (hay que sellarlo y mantenerlo en un sitio fresco). Su color es perfecto, eso si.

 

Una vez seco, aerografío los bordes del barro con XF-74 para fundir y hacer las transiciones entre el color del barro y el blanco que queda visible de las ruedas.

Y no olvidemos que el barro también se acumula de una forma no homogénea  sobre las cadenas.

Para terminar con el tren de rodaje, emplearemos diferentes tonalidades de óleos, partiendo siempre del ultra necesario Sombra Natural del Winsor Newton (el único óleo que que realmente he gastado completamente en dos ocasiones desde el 2008) y añadiéndole diferentes cantidades de negro y amarillo Nápoles.

Con los óleos diluidos, se van aplicando diferentes perfilados a cada una de las acumulaciones de barro del tren de rodaje. El objetivo es que, dentro de la misma serie de tonos y matices, cada zona embarrada tenga de alguna forma su propia personalidad. Esto se logra aplicando los óleos diluidos en diferentes tonos e intensidades, aplicando siempre los más oscuros en los rincones menos accesibles del tren de rodaje.

Un punto importante a tener en cuenta es que cuando hagamos mezclas de colores con óleos, estos sean siempre de la misma linea cromática. ¿Que quiere decir esto? La paleta de marrones es infinita, los hay rojizos, amarillentos, verdosos, próximos al azul, etc. Si vamos a mezclar marrones, que tengan todos en su composición el mismo origen de color primario. Mezclar marrones que unos provengan de tonalidades rojizas y otros verdosos es una garantía de fracaso, porque visualmente no solo no “pegan” sino que dan una sensación de irrealidad brutal.

Este común error se da mucho con los pigmentos. Los modelistas tienden en los trenes de rodaje a coger todos los colores que les parecen marrones y los mezclan alegremente, pensando que cuantos más tonos tengan más realistas y bien quedan. Craso error. La variedad cromática es creíble cuando los tonos del color provienen de la misma tonalidad o color primario principal.

Paso 17: Salpicaduras

Un recurso muy útil, vistoso y agradecido. Permite no solo la obviedad de reproducir las salpicaduras de barro, sino también dar variedad cromática a la superficie afectada y, muy importante visualmente, crear un nivel visual superior de suciedad. Si recordamos cuando hablábamos de las calcas, era necesario que estas no tuviesen escalón y quedasen fundidas en la superficie. Con las salpicaduras buscamos precisamente lo contrario, crear un nivel de suciedad superpuesto, que funde todo lo anterior y lo deja en segundo plano, creando un relieve.

La técnica sencilla. Nuevamente una selección de varios tonos de marrón, que ya hemos usado anteriormente en la fase de chorretones. La pintura ligeramente diluida. Se emplea un pincel de cerdas duras, que se moja en la pintura y se va descargando con el dedo sobre un papel hasta que no manche casi. Ese es el momento de aplicarlo sobre las superficies de la maqueta con mesura. Y repito, con mesura. Es un efecto adictivo que llevado al exceso puede arruinar el mejor de los resultados. No olvidar mezclar salpicaduras de diferentes tonos para máximo realismo.

El tiempo de secado es rápido, por lo que recomiendo tener un pincel mojado en agua cerca para retirarlas salpicaduras que no nos gusten de una forma rápida.

Y si, han quedado cosas en el tintero …. como por ejemplo como terminar los tubos de escape, las zonas pulidas, el empleo puntual de los efectos de grasa, pigmentos …. pero bueno … ¡lo dejamos para otros carros que irán apareciendo en esta website!